Arena de sílice para césped artificial

En el mercado existen muchos tipos de relleno para el césped artificial, como por ejemplo, el caucho ampliamente extendido en los campos de fútbol artificial, sin embargo el relleno más popular es sin duda la arena de sílice.

Una vez completada la instalación de césped artificial es recomendable, aunque no obligatorio, la colocación de arena de sílice sobre la moqueta. La arena está compuesta de una mezcla de grava y arena de diferente tipo.

Arena de sílice para césped artificial

¿Para qué sirve la arena de sílice en el césped artificial?

La colocación de relleno sobre el césped artificial tiene múltiples ventajas:

  • Aporta realismo a la instalación, consigue que la pisada sea muy agradable y alarga su vida útil.
  • Proporciona estabilidad. Las partículas de arena permiten mantener las fibras de la moqueta erguidas. Favorecen el agarre y ayudan a asentar el césped sobre el terreno.
  • Mantiene la tempertura y retiene la humedad. La arena de sílice contribuye a mantener fresco el césped especialmente en épocas de altas temperaturas.
  • Favorece el drenaje de agua.
  • Absorbe las cargas electróstaticas.
  • Económico. Los sacos de arena de sílice tienen un precio más asequible que otros tipos de rellenos.

Alternativas a la arena de sílice

Además de la popular arena de sílice, existen otros tipos de relleno para el césped artificial.

  • Caucho: se caracteriza por ser ligero y elástico, generalmente de color negro. Se emplea especialmente en campos de fútbol, beisbol y pistas de atletismo.
  • Coco molido: destaca por ser un material orgánico y por lo tanto natural. Perfecto para instalar en zonas cerca del agua o con alta humedad. Por contra, al ser un material muy ligero no es recomendable instalar en zonas donde corra el viento.

Comentarios cerrados.